Chaco: taller de aprendizaje con caballos, una experiencia para ser vivida
27/11/16

Cuando nos propusieron realizar una cabalgata por un campo ubicado a pocos minutos de Resistencia, pensamos "otra cabalgata más?" inspirados en los cansadores paseos a caballos por lugares poco atractivos y partiendo y llegando sin ninguna motivación para alquien que realizó cientos de cabalgatas por todo el país, con experiencias encontradas, y que por otra parte, y dicho sea de paso, nunca aprendió a andar a caballo, como quien esto escribe.

Despues de una tarde "agitada" con muchas y muy buenas actividades en los alrededores de la capital chaqueña, recorriendo Colonia Benítez, la reserva natural Los Chaguares, un paseo embarcado por el río Negro, con Chacu Ecoturismo; nos quedaba el cierre en "Campo de los Caballos", la experiencia de Marilina Galfráscoli, de GalFras Tour, hizo posible que los tiempos se cumplieran a la perfeccción y una hora hora antes de caer el sol estábamos visitando a Mónica Lencina y José Arzamendia. Como comentabamos al comienzo de la nota, no alimentaba grandes expectativas, pero el primer contacto con esas dos personas maravillosas, cambió absolutamente todo. Y ahi reformulamos el pensamiento: "qué bueno haber llegado a tiempo".


En la entrada del campo hay un puesto, y una capilla que rinde culto a San Antonio de Padua, que es el patrono del lugar y según nos cuentan los paisanos que allí se encuentran y nos convidan un mate, que cada 13 de junio celebran allí -con una gran fiesta- el día de uno de los santos mas conocidos y venerados del mundo que, entre otras cosas, es protector de pobres y de viajeros. Y como no recordar a las abuelas, que cuando chicos y ante la presencia de alguna solterona no decian "pobre, las velas que le habrá prendido a San Antonio y se quedó soltera!".


El sitio tiene una energía especial, que es potenciada por el trato apacible y cordial de Mónica y José. "un lugar de esparcimiento, aprendizaje y conexión" así lo definen. Actividades en torno a la naturaleza y la generación de vínculos con los caballos. Cabalgatas, caminatas, aprendizaje asistido por caballos, dinámicas para reducir el stress. Capacitación y jornadas de incentivo para empresas. "Todo aquí es muy personalizado, y es importante realizar una reserva previa"- explica Arzamendia. También es posible almorzar o merendar si el visitante lo requiere con anticipación.

El campo cuenta con unas cien hectáreas y entre las cabalgatas tradicionales hay dos opciones, de una hora recorriendo distintos paisajes y de tres horas (no tan convencional), en la cual se cruza el bañado a caballo, mas recomendable para épocas estivales ya que no hay modo de no mojarse.


Mónica Lencina es profesora de Administración en la Facultad de Ciencias Económicas, de la Universidad Nacional del Nordeste, se define como "una aprendíz. Toda mi carrera me he dedicado a acortar las brechas entre la teoría y la práctica, aprovechando las dos fases de mi vida profesional. Me he desarrollado en el ámbito de la Administración trabajando en empresas de primera línea y como contrapartida siempre he ejercido la docencia. Ello me ha permitido conectar los dos ámbitos y retroalimentarme de manera continua, estableciendo vínculos entre lo que sucede en la vida real y lo que aprendemos en el ámbito académico"- explica.

"Un permanente transitar entre el ser y el saber hacer. Luego de más de 20 años de trabajo con estas pautas he desarrollado un modelo de aprendizaje aplicable a diferentes entornos, materias y situaciones. Por algún motivo de la vida, los caballos se cruzaron en mi camino y aquí estoy, conformando con ellos un nuevo equipo de enseñanza-aprendizaje que nos permite trabajar y desarrollarnos desde nuestra más profunda esencia"-comentó Lencina.

Por qué aprender con caballos?

• Por su sensibilidad: Por ser animales de presa, para poder sobrevivir deben conocer muy bien su ambiente. Por ello la naturaleza los dotó de altos niveles de intuición y sensibilidad. Permanentemente toman información del entorno y la transmiten. Estas características hacen que cuando trabajamos con caballos ellos se conviertan en verdaderos espejos de nuestras emociones, dándonos una respuesta a nuestra conducta.

• Por su sociabilidad: Son seres sociales y viven en manadas, con una conformación de roles jerarquías, y normas determinadas. Lidera o se deja liderar. EL caballo NO Juzga y Vive el presente para poder sobrevivir.


En que consiste un taller de aprendizaje con caballos?

En base a una propuesta de temas (liderazgo, trabajo en equipo, autoestima, comunicación, miedos, entre otras), armamos ejercicios para interactuar con los caballos. Trabajamos dentro de un corral, en donde vamos dando consignas para desconectarnos de las situaciones cotidianas y poder formar parte de la manada. Allí comienza la aventura….

Que nos llevamos de esta actividad?

Aprendemos que hablar no es la única manera de comunicarnos: aprendemos a usar otros canales, como el lenguaje corporal. El conocer lo que nuestro cuerpo transmite es clave, también lo es el entender que existen otras formas de comunicación basadas en el respeto.
Desarrollamos la intuición: al trabajar con el lenguaje corporal, debemos estar más pendientes de lo que percibimos. EL caballo no nos juzga y nos facilita comprender su mundo y ampliar nuestra capacidad de vernos en nuestras propias reacciones o conductas.
Ampliamos la capacidad de observación: aprendemos a observar más que a mirar. A observar y escuchar. A veces el silencio nos cuenta grandes secretos y aprendemos a observarnos a través de un nuevo amigo, el caballo.
Generamos nuevos vínculos: el caballo permite que conozcamos la manera en que interactuamos con otras personas o seres. Tomamos conciencia de cómo manejamos nuestras relaciones.
Mejoramos la autoestima: el realizar ejercicios en un entorno no habitual y el realizar actividades nuevas nos permite vencer los miedos y darnos cuenta de muchas capacidades que teníamos dormidas.
Aprendemos a vivir el presente: el caballo me enseña a vivir el “Aquí y Ahora” y olvidarme de los juicios que muchas veces nos condicionan.

Que necesitamos para participar?

1. No es necesario saber montar. Las actividades se realizan a pie y el equipo de caballos es totalmente manso.
2. Ganas de aprender, disfrutar y divertirme, en un entorno natural.
3. Vestirme con ropa cómoda. Pantalones largos, medias y zapatillas. Usar protector solar y repelente. Llevar gorra.
4. Traer zanahorias. Cuando finalizamos la actividad, una manera de agradecer a los caballos es dándole zanahorias. Para ellos son como golosinas y se genera un vínculo interesante, digno de ser compartido.


El atardecer, un condimento especial para la magia

José nos conduce con mucha tranquilidad y armonía durante la travesía, nos explica detalles de la rica y variada flora y fauna del lugar, que es atrapante, de una lado y otro del bañado que divide el campo. Distintos verdes que se acentúan y cambian según la hora y la posición del sol.

Que bueno que no se tratara de una cabalgata común, que fácil es contar las buenas experiencias, la sensación de relajación es asombrosa... los muy bien cuidados caballos también perciben el clima y se asocian para lograr el despertar de nuevas sensaciones... el atardecer colabora para que la magia resulte inolvidable.

Por Daniel Baroni/ Turismo 530 desde Chaco

Contacto: campodeloscaballos@gmail.com/ Tel. móvil: 3624-545290/ 3624-645868





 


 

Comentarios