Se inauguró el Túnel de la Ciencia en Tecnópolis
25/08/16

La muestra itinerante de la Sociedad Max Planck regresó al país de la mano del Ministerio de Ciencia y la Cámara de Industria y Comercio alemana. Hasta el 18 de septiembre, con entrada libre y gratuita, podrá visitarse en Tecnópolis y explorar los temas más relevantes del desarrollo científico y tecnológico a escala global.

Esta mañana se inauguró en Tecnópolis el Túnel de la Ciencia, la muestra interactiva sobre las grandes preguntas del siglo XXI: los orígenes del universo, los detalles del cerebro, pasando por los desafíos de la energía sostenible y la medicina del futuro. Se trata de la exposición científica de la prestigiosa Sociedad Max Planck que llega por segunda vez al país, de la mano del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva y la Cámara de Industria y Comercio Argentino Alemana.

De la apertura participaron el ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva, Lino Barañao; el titular del Sistema Federal de Medios y Contenidos Públicos, Hernán Lombardi; el presidente de la Cámara de Industria y Comercio Argentino-Alemana, Enrique Genzone; el vicepresidente de la Sociedad Max Planck, Stefan Marcinowski; el encargado de negocios a.i. de la Embajada de Alemania, Daniel Krull; y el director de la Representación para América Latina de la Sociedad Max Planck, Andreas Trepte.

Durante la apertura, Barañao afirmó que “el futuro le pertenece aquellos que son capaces de comprenderlo, es decir, conocer cuáles son las oportunidades y los desafíos de ese futuro; y esta muestra plantea los interrogantes del futuro como sociedad". Además, destacó el rol de la cámara argentino-alemana como promotor del conocimiento y la ciencia básica, y la importancia de que el sector productivo reconozca el valor de la ciencia y la tecnología para el desarrollo: “La responsabilidad del Ministerio de Ciencia no es solo la de promover el conocimiento, sino que ese conocimiento sea utilizado para promover el desarrollo económico y social del país”, expuso el Ministro.

A su turno, Hernán Lombardi se refirió a la importancia de Tecnópolis al afirmar que “es un lugar por donde pasan cientos de miles de personas, es una experiencia única para ver lo que sucede con los chicos aquí en su contacto con la ciencia y el conocimiento”. Y continuó: “Cuando uno recorre la exposición no sólo ve el conocimiento por sí mismo, sino que lo ve fundado en cómo se mejora la vida del hombre. Esto tiene que ver con la importante intersección entre el humanismo y la ciencia”.

Por su parte, Marcinowski se refirió al Túnel de la Ciencia y expresó que “cuando lo recorran verán por ustedes mismos el espectro de temas de investigación en que trabajan los 83 institutos Max Planck actualmente. Abarca las ciencias biológicas, la física, hasta la astronomía, la química, la ciencia de materiales, pasando por el campo de las ciencias sociales, humanidades, la historia del arte, y varias áreas de los estudios jurídicos. Estos temas evolucionan con la consolidación de nuevos institutos, con el fin de dar respuesta a los grandes interrogantes de la ciencia del futuro”.

En la Argentina, con sede en el Polo Científico Tecnológico del Ministerio de Ciencia, la sociedad Max Planck integra un laboratorio binacional argentino-alemán. Se trata del Instituto de Investigaciones Biomédicas de Buenos Aires, dirigido por Eduardo Arzt, quien también participó de la inauguración.

Esta exposición itinerante comenzó a viajar en 2005 en Japón, para llegar a Buenos Aires en 2010. Ahora, el Túnel vuelve a Tecnópolis luego de su estadía en México, Colombia, Canadá, Polonia, con el apoyo de empresas alemanas, del Ministerio de Asuntos Exteriores de la República Federal de Alemania y la Embajada de Alemania en Argentina.

De manera gratuita, el Túnel se podrá visitar desde hoy hasta el 18 de septiembre los días jueves y viernes de 10 a 18 horas y los sábados y domingos de 12 a 20 horas.

Paso a paso, un recorrido por el túnel
En ocho módulos, el Túnel de la Ciencia muestra las posibilidades y oportunidades que ofrece la innovación científica en áreas como la medicina, la energía, la educación, la producción y el medio ambiente. Por medio de instalaciones audiovisuales, los visitantes podrán conocer las tecnologías del futuro y las ventajas de su uso para la solución de problemas esenciales de la humanidad como la alimentación global y sustentable, la asistencia médica y el tratamiento de la energía.

1. UNIVERSO: De los cuarks al cosmos
Los últimos descubrimientos de la ciencia indican que, además de muchos cuerpos celestes conocidos, una gran parte del cosmos consiste de materia y energía oscura –prácticamente desconocidas hasta ahora–. Físicos y astrónomos están tratando de investigarlas con instrumentos que identifican partículas del espacio y así posibilitan explorar su interior.

2. MATERIA: Diseño del nanomundo
Los materiales del futuro ya no provienen de la casualidad o de la intuición de los químicos. Hoy son resultados de laboratorios y computadoras, construidos átomo por átomo, molécula por molécula. Estos materiales pueden significar un gran aporte ante los desafíos que se presentan en áreas como la salud y la energía. Aun así, para poder desarrollarlos, es necesario conocer y entender la estructura y el comportamiento de la materia en el rango de los nanómetros.

3. VIDA: De módulos a sistemas
El espectro de las ciencias biológicas es muy vasto y abarca desde los procesos celulares, hasta el ecosistema del planeta tierra. Gracias a los avances tecnológicos, los científicos están en condiciones de relacionar sus conocimientos de estructuras muy pequeñas con las propiedades y características de sus ecosistemas. Ya sabemos de qué manera los cambios en el ecosistema influenciaron en la formación los organismos. Hasta podemos formular conclusiones acerca de reacciones producidas por el cambio climático.

4. COMPLEJIDAD: De los datos a la comprensión
El contexto global de las cosas, la interconexión y la interacción de diferentes esferas, se vuelve cada vez más complejo. Todos los días se observa que una acción puede tener consecuencias inesperadas en otra variable del sistema, tanto en la física de las partículas como en la sociedad. El módulo “Complejidad” abarca áreas en las cuales los científicos y técnicos están investigando correlaciones tan diversas como las implicadas en la globalización, el cambio climático, la medicina o en el manejo cotidiano de grandes volúmenes de información.

5. EL CEREBRO: Una maravilla en la cabeza
Reír, hablar, correr, decidirse, amar, soñar… Dependen tanto de nuestros genes, así como de estímulos externos y procesos de aprendizaje. El modulo “Cerebro” muestra cómo con 100 mil millones de neuronas integradas en una red muy compleja, el cerebro es una maravilla que determina nuestros pensamientos, sentimientos, acciones y hasta nuestros rasgos característicos. Técnicas de reproducción de imágenes ofrecen miradas cada vez más exactas sobre el funcionamiento del cerebro. Sin embargo el cerebro es un órgano tan complejo que la gran pregunta acerca de cómo se producen los fenómenos psíquicos, hasta ahora no se ha podido responder con exhaustividad.

6. SALUD: Investigar para la medicina del futuro
Una revolución médica se aproxima. Los nuevos descubrimientos científicos sobre el funcionamiento de las células y los órganos van a abrir nuevas posibilidades de pronosticar, diagnosticar y tratar enfermedades. La investigación fundamental biomédica tiene dos aspectos de gran importancia: por un lado, genera mucho conocimiento y nuevas y mejores capacidades. Por otro lado, se tiene que adaptar a las necesidades y expectativas de una población mundial creciente y en proceso de envejecimiento.

7. ENERGIA: Vida en el Antropoceno
Las reservas de combustibles fósiles están disminuyendo y la forma de lidiar con este desafío compromete el mundo. A largo plazo, necesitamos actuar más eficientemente y es imperioso utilizar fuentes de energía limpias y renovables.

8. SOCIEDAD: El mundo cambiante
El mundo está signado por el creciente entrelazamiento global de la economía, la cultura, la política y el derecho a través de los avances tecnológicos (por ejemplo, en las comunicaciones y el transporte) como la liberalización del comercio mundial y el relevamiento de las migraciones. Las humanidades y las ciencias sociales promueven la investigación de la inteligencia humana.

Comentarios