San Rafael: un artesano de agatas, deslumbra en la Villa 25 de Mayo
08/01/17

La Villa 25 de Mayo, ubicada a 30 kilómetros al oeste de San Rafael, ofrece un encanto especial. El silencio de sus calles, ideal para el descanso corporal y anti estres, donde conviven la historia del sur mendocino, con algunos emprendedores turísticos que buscan mostrar el destino, sin apartarse de sus costumbres y tradiciones.

Allí desde hace algunos años se instaló el artesano, Roberto Eber Porra, que es especialista en el trabajo de piedras agatas, logrando verdaderas maravillas que se encuentran en exposición en su local: "algunas en venta y otras no; pues forman parte de mi colección personal", explica.

Roberto tiene 77 años, nació en Junín, y es jubilado de YPF; trabajando en el petróleo recorrió y vivió en distintos puntos del sur argentino.

                   Roberto Porra, junto a Marcela Giardina de la empresa Aukan Expediciones

Se define como autodidácta, y con su habilidad innata, aprendió no solo a encontrar las piedras, que a simple vista, el común de los humanos no identificaría (pues el secreto está en el interior de la misma), sino además a trabajarla y con su pulido a mano que logra un terminado especial y un encanto visual único. 

Existen muchas variedades de agatas, con Roberto podés estar hablando horas sobre esta piedra; de sus propiedades curativas, de los efectos beneficiosos para purificar y cargar energías; y a su vez los dones que posee el artesano, porque allí encontramos otra particularidad: cuando alguien en el pueblo o conocido necesita ayuda espiritual o las cosas no están bien, de inmediato lo visitan.

 
La villa 25 de Mayo no es tan grande, y su local está ubicado sobre el circuito de la ruta que atraviesa el destino, rumbo al embalse Los Reyunos. Merece una visita. Te va a encantar conocer su trabajo y charlar con esa persona formidable y de gran experiencia de vida.

Por Daniel Baroni/ Turismo530 desde San Rafael


 

Comentarios