Jóvenes de Salta, de origen diaguita calchaquí, llegan por primera vez a a Bariloche
29/09/17

Podríamos comenzar diciendo que hay un grupo de jóvenes de visita en Bariloche que está viviendo una experiencia maravillosa. Pero por el contrario y sin que pierda validez lo antedicho, comenzaremos diciendo que es la ciudad de Bariloche la que está viviendo una experiencia enriquecedora. Y dentro de la ciudad, Teleférico Cerro Otto fue la primera excursión que tuvo ese honor, porque los recibió el pasado miércoles y desde el instante mismo de su arribo al complejo, su visita se transformó en una caricia al alma.

Es que desde la madrugada del miércoles, la promoción NATUS VINCERE (NACIDOS PARA VENCER), de jóvenes de 5to año del Colegio Secundario N° 5.160 de la localidad de Angastaco, en los Valles Calchaquíes - Salta, se encuentra en nuestra ciudad en lo que es la primera salida fuera de su lugar de residencia.

Ocho de los nueve jóvenes que este año terminan el secundario en una escuela inaugurada en 2003, todos ellos pertenecientes a la comunidad de pueblos originarios diaguita calchaquí, se propusieron cumplir lo que durante mucho tiempo consideraron más que un sueño, una utopía: llegar a Bariloche y conocer una geografía absolutamente opuesta a la suya. Pero ambas con paisajes de incomparable belleza.

Angastaco – departamento de San Carlos- , está ubicada a 245 kilómetros de la ciudad de Salta por la Ruta Nacional 49. Es una localidad de colores inimaginables, dentro del Valle Calchaquí, situada a 1990 metros sobre el nivel del mar y con un territorio que alcanza los 2.532 kilómetros cuadrados, y una población que no supera los 3000 habitantes.

Hijos de familias de escasos recursos, los jóvenes prontos a terminar su 5to año, viven en los alrededores del colegio, en la localidad salteña de Angastaco (Pueblo de la aguada del alto), dedicada principalmente al cultivo de ajies (con los que producen pimentón), anís y cebolla, tarea a la que se dedican algunos de sus padres y familiares, mientras otros se desempeñan en comercios, en reparticiones estatales mientras las mamás, trabajan como amas de casa.

La delegación, que integran además la Directora y profesora de lengua del establecimiento educativo, Silvia Ontiveros, su esposo Eduardo Robador (docente jubilado), el profesor de historia Daniel Torres, el profesor de recursos naturales Jorge Rejas y los padres acompañantes de uno de los chicos, Washington Rivadeneira y Ester Ríos, mamá que es además Cacique de Angastaco, arribaron a Bariloche a las 00:30 del pasado miércoles, en un vuelo regular de LATAM que ellos mismos adquirieron con tiempo para garantizarse un precio más accesible. Esta fue su primera experiencia arriba de un avión!!! 

En el aeropuerto los aguardaban barilochenses que desde hacía un tiempo trabajaban desinteresadamente para que los chicos pudieran llegar a Bariloche y disfrutar de las postales del entorno natural del Sur y de distintas excursiones. Y con esta ayuda, la de vecinos de Angastaco y de padres y comunidad educativa de una escuela que tiene número pero que aún no nombre, la utopía se convirtió en una realidad.

Alojados en un complejo de cabañas ubicadas en la zona del Lago Gutiérrez y con un atractivo programa de actividades, los 8 estudiantes pronto a egresar, comenzaron a sentir que el nombre que eligieron para su promoción no es casual: NACIDOS PARA VENCER. Y empezaron por vencer el impedimento de llegar a Bariloche, de viajar en avión y de seguir soñando de aquí en más.

Una sola de las alumnas del grupo no pudo arribar a Barilcohe, pero trabajó a la par de sus compañeros para que el grupo pudiesen lograrlo. Es que la joven fue mamá hace poco tiempo y las leyes educativas no permiten que pueda viajar con su bebé. Y allí en su Angastaco natal espera el regreso de: Liseth Sandra Soledad Aguirre, Edith Jaquelina Cardozo, Daniela de los Ángeles Cruz, Brenda Elizabeth Romero Villa, John Alberto Aguirre, Enrique Ismael Cutipa, Leandro Facundo Chaile Cardozo e Iván Facundo Rivadeneira.

A partir del 2018, ya con el título en mano, los chicos comenzarán a transitar una nueva etapa: algunos de ellos ingresarán a la Armada, porque han considerado que es una salida para progresar y ayudar a sus familias que quedarán en su pueblo. Una de las jóvenes ya se decidió por la carrera de Derecho y algunos aún están pensando. Pero todos, a partir de esta experiencia, saben que lo que se propongan, será posible.

La delegación permanecerá en Bariloche hasta el 5 de octubre próximo, cuando al medio día el altoparlante del Aeropuerto los llame a embarcar nuevamente para regresar a su Angastaco natal, pero sabiendo que si hay algo que no tiene límites, sin dudas, son los sueños.


 

Comentarios