¿Qué es el #FoodPorn y cómo se convirtió en un negocio en Instagram?
29/10/18

La comida se ha transformado en uno de los grandes protagonistas de Instagram, la red social de moda y con crecimiento más acelerado en los últimos años. Detrás de los miles de influencers que suben fotos de platos hay, por supuesto, un gran negocio.


Tal como cuenta un informe de BBC, la pizza es la comida más etiquetada en Instagram, con alrededor de 35 millones de menciones. "Es un número superior a las etiquetas de Beyoncé y Kim Kardashian combinadas", señala Elizabeth Hotson, autora del artículo.


Detrás de cada foto hay una preparación pensada especialmente para las redes sociales. Son varios los locales gastronómicos que modificaron su estructura y decoración para que se vean bien en Instagram. Incluso, se piensan los menús y sus combinaciones con determinados tragos para que luzcan mejor.


Hay quienes ponen a disposición de sus clientes dispositivos móviles para que puedan publicar fotografías bajo el hashtag #FoodPorn. ¿Por qué? Porque una imagen tentadora atrae más clientes.


La instagramera Rebecca Milford, que edita la página web Bar Chick, dice que una excelente fotografía puede resultar directamente en una subida en las ventas para los restaurantes. "Tengo amigos que van a la cuenta de Instagram de un restaurante y eligen lo que van a comer según lo que ven", cuenta a BBC. "Ni se molestan en mirar el menú. Las fotos deben tener un atractivo que merezca la etiqueta foodporn, también hay #quesoporno #yemaporno; lo importante es lo que irradia", explica.


Poner el foco en la imagen puede parecer superficial, pero el profesor Charles Spence, psicólogo experimental en la Universidad de Oxford, dice que la presentación realmente importa. "El aspecto de la comida y cómo está colocada en el plato tiene un gran impacto porque genera expectativa. Nuestro cerebro se imagina el sabor", aseguró al medio británico.


Psicólogos experimentales de la Universidad de Oxford dicen que el cerebro "se imagina" el sabor que tendrá tu comida. "Le damos a todo el mundo la misma comida, pero en la mitad de los casos simplemente la tiramos sobre el plato. Los otros reciben los mismos elementos, pero colocados de forma artística para que parezcan un cuadro de Kandinsky", explicó Spence.


Distintos comerciantes consultados por BBC indicaron que tras ser etiquetados por algún influencer se incrementaron sus ventas y sus seguidores en redes sociales.


 


 

Comentarios