"Nos va a costar mucho salir del encierro en que nos ha metido este gobierno"
11/02/19

Hugo Permayú, secretario General de la Seccional Paraná de la Unión de Trabajadores del Turismo, Hoteleros y Gastronómicos de la República Argentina (Uthgra), recibió en su sede gremial a Turismo530 y manifestó su preocupación ante la "gravísima" crisis que sufre el sector hotelero y gastronómico en todo el país.


"Nuestra provincia no escapa a las generales de la ley, estamos sufriendo una debacle económica que golpea fuertemente nuestra actividad, lo primero que se deja es la salida, el esparcimiento, ir a tomar un café o salir a cenar" -explicó.


"En nuestra región además de la crisis económica en general sufrimos las inclemencias del clima, que se ha visto incrementado con títulos extraordinarios que se publicaron en diarios de Buenos Aires, y que perjudicó mucho mas a la actividad turística. Nos mostraban como que estabamos tapados por el agua; cuando la realidad era otra, esto a conspirado con la llegada de turistas, asustándolos y cuesta mucho revertir una tapa de un diario" -destacó.


Con respecto al cierre de locales en la región explicó: "Hubo cierres, si pero no en la magnitud de Capital Federal o grandes centros turísticos; nuestra zona se caracteriza por un porcentaje alto de establecimeintos tradicionales y otro menor en el que hay un recambio permanente, cierran algunos y abren otros; los hospedajes y hoteles que cierran si es importante y ha quedado gente sin trabajo y ha golpeado fuertemente a la familia; esperamos que la situación se revierta mas allá de que política y económicamente no esperamos demasiado de este gobierno; fundamentalmente que al menos cambie un poco el humoer de la gente, vemos con mucho temor que estan todos muy temerosos en gastar un peso y eso atenta contra nuestra actividad".


"En los últimos dos o tres años las cervecerias y las casas de te vinieron a fortificar la actividad gastronómica, lamentablemente no en todos los casos los trabajadores están en las condiciones que deberían estar, ya sea en blanco o con los salarios que les corresponden, pero junto con Trabajo de la Provincia estabamos realizando los controles necesarios para que esto no ocurra, lo que ocurre es que muchas veces es un aliento para seguir luchando contra esta situación económica caótica"- sostuvo el dirigente gremial.


"Quiero destacar el compromiso de nuestro gobernador, Gustavo Bordet, con la actividad turística, desde el inicio de su gestión, trsabajando y uniendo a todos los actores; fortificando la unidad entre empresarios y trabajadores, que han hecho estado en funcion de un solo norte que es conseguir un mejor destino turístico para nuestra provincia".


En ese sentido Permayú destacó no solo el trabajo y compromiso del gobernador de Entre Ríos, sino ademas de su secretaria de Turismo y Cultura, Carolina Gaillard, con quien "nos mantenemos en permanente contacto para fortalecer la actividad".


Ante esta crisis tan severa se impone preguntar y comparar con la última gran crsis que sufrió el pueblo argentino y es la del 2001, al respecto compará "Es mas grave, si bién en 2001 sufrimos el asesinato de muchos hombres y mujeres, en aquellos días oscuros, aquí con tres jóvenes entrerrianos, en aquel momento la crisis fue capiada gracias a la voluntad de muchos sectores; regidos por la iglesia, en este caso con monseñor Karlic, hicimos una convocatoria muy amplia: el estado provincial, empresarios y trabajadores y eso paso también a nivel nacional; hoy la situacion es distinta, porque mas allá de la pobreza el pais se ha empobrecido terriblemente; el crecimiento de la deuda externa, nos va a costar mucho salir de este encierro en el que nos han metido en este ultimo tiempo, hay que apelar a la sabiduria del pueblo para salir de este mal momento".


Despues de 1955, hubo varios intentos por flexibilizar y precarizar las condiciones laborales y quitarles derechos a los trabajadores, Permayú fue claro en ese sentido: "Hoy eso está mas vigente que nunca, de que manera el poder económico quiere aplastar a los que menos tienen, los que tuvimos la oportunidad de crecer bajo la sombra del peronismo, seguimos peleando diariamente para reivindicar todos los derechos adquiridos por la lucha obrera y por la gestión del gobierno del General Perón y la compañera Evita; por eso vamos a ser por lo menos el palo en la rueda, de aquellos que quieran llevarse puesto los derechos de los trabajadores y que quieren arrasar con la clase media que costó tanto conformar en la argentina, y vemos un Gobierno Nacional que muy lejos esta hoy de revertir una situación en la que ellos mismos nos han metido".


Permayú se refirió a la preocupación de algunos presidentes regionales de FEHGRA (la patronal de su gremio): "Y no es para menos, nosotros estamos tan preocupados como en el resto del país; en nuestra región los empresarios son Pymes, donde los empleadores de la mayoria de los comercios son tan trabajadores como nosotros, poniendo el lomo para sostener su establecimiento, y lo sufrimos de manera conjunta; cada uno defendiendo su derecho. Pero el poder central gobierna para un micro clima que son ellos mismos, y se han olvidado de los trabajadores y de los pequeños empresarios".


Con respecto al pedido de CAME de un cambio en las leyes laborales, para no tener que despedir empleados remarcó: "esto es para profundizar esta situación gravísima, incluso salieron con que la propina sea pagada con tarjeta de crédito, esto lo hace el estado nacional para controlar aun mas el dinero que entra al bolsillo de los trabajadores, primero creándole un compromiso al empresario y segundo la propina es una moneda diaria que muchas veces al trabajador le alcanza para salvar situaciones en la economía familiar, y sino tendría que esperar a fin de mes y eso resulta muy dificil; y con respecto la profundización de la flexibilización laboral le sirve solamente a las multinacionales que solo pretenden quitarnos derechos. Va a ser muy difícil que lo logren, vamos a pelerar a brazo partido para mantener nuestros derechos".


"Ya han desaparecido muchos comercios, cerraron mas de 4000 establecimientos gastronómicos en Buenos Aires, los hoteles estan con la dotación mínima, absolutamente mínima, no pueden reducir mas porque no podrían operar; los gastos de servicios no los pueden afrontar y existe el peligro de que sigan cerrando muchos mas, y fundamentalmente los pequeños locales de dos o tres trabajadores que son los primeros que sufren esta crisis y no tienen espalda para aguantar".


 


 

Comentarios