Londres estudia nacionalizar British Airways y romper IAG
25/03/20

La crítica situación de las aerolíneas podría llevar al Gobierno británico a entrar en el capital de BA, aunque esto podría suponer el "troceo" del hólding del que también forman parte Iberia y Vueling.


El Gobierno británico de Boris Johnson estudia fórmulas para comprar participaciones significativas en las grandes aerolíneas de Reino Unido ante la crisis que vive el sector aéreo por el impacto del coronavirus.


Una de las compañías afectadas sería British Airways, integrada en el grupo IAG -junto a Iberia, Vueling y Air Lingus-, cuya situación podría ser crítica. Otras empresas que también vivirían una seminacionalización serían Virgin Atlantic y easyJet.


Algunas fuentes indican que British Airways (BA) podría estar perdiendo 200 millones de libras (217 millones de euros) a la semana ante la caída de la demanda y el incremento de los costes. El 75% de todos los aviones de IAG están en tierra en estos momentos. Tan crítica es la situación que Willie Walsh, consejero delegado del grupo, ha decidido mantenerse en el cargo a pesar de que su relevo por parte del español Luis Gallego, presidente de Iberia, estaba previsto para finales de este mes.


Inyección
Si el Gobierno británico tomara la decisión de rescatar British Airways, entraría en terreno desconocido, ya que IAG es oficialmente una empresa con sede en España.


Según publicó el diario Financial Times este fin de semana, el Gobierno británico pretendía inyectar millones de libras en el grupo aéreo a cambio de acciones que, al cabo de un tiempo, se venderían a inversores privados.


En el caso de British Airways, la estructura del rescate sería compleja ya que ahora es una filial al 100% (en derechos económicos) de IAG. El Gobierno de Boris Johnson podría hacer una inyección de capital por debajo del hólding, directamente en British Airways, que es una sociedad dependiente en la mayoría de sus derechos políticos de una fundación, que en realidad no participa en la gestión. Pero Downing Street, a cambio de la ayuda, exigiría duras condiciones, como limitar los pagos de dividendos al grupo IAG o recortar los bonus a los directivos.


Además, si Iberia necesita a su vez un rescate del Gobierno español, podría desmoronarse todo el entramado de IAG. De acuerdo con The Sunday Times, "la potencial nacionalización parcial de British Airways podría llevar al troceo de IAG". El banco de inversión Rothschild estaría trabajando en el plan, según el dominical.


Acuerdo
Otra opción es que Londres y Madrid acuerden de forma conjunta un rescate a nivel del grupo IAG, bien aportando capital o comprando bonos convertibles. Este tipo de operación diluiría dramáticamente la participación de los actuales accionistas del hólding, con Qatar Airways a la cabeza (25%).


En 2008 el Gobierno británico rescató a varios bancos. Mientras ha podido reprivatizar Lloyds, todavía es el primer accionista de RBS.


El Gobierno ya ha indicado que va a ofrecer ayudas de 330.000 millones de libras (358.960 millones de euros) en préstamos garantizados por el Estado al sector aéreo, pero muchos analistas consideran que estas ayudas no van a ser suficientes.


Las medidas extraordinarias propuestas por Londres se enmarcan en un contexto de soluciones dramáticas para intentar frenar la mayor crisis vivida en décadas en todo el mundo.


El pasado viernes, el ministro de Economía británico, Rishi Sunak, anunció que pagará el 80% del salario de todos los empleados del país cuyos puestos de trabajo estén en peligro, en un intento por frenar la oleada de despidos masivos que prepara el sector privado en Reino Unido.


Aeropuertos
El Gobierno también podría estar contemplando cortar la capacidad de los aeropuertos, ante la drástica caída de la actividad. IAG tiene el 55% de los slots del aeropuerto de Heathrow, el mayor del país y uno de los más activos del mundo, que estos días se encuentra casi sin actividad.


El plan del Gobierno podría ser que funcionará con una sola pista, aunque el aeropuerto ha desmentido esta información. Heathrow está participado por el grupo de infraestructuras español Ferrovial. Otros sectores en los que el Estado contempla entrar si es necesario es en la energía y el agua.


Fuente: https://www.expansion.com/empresas/transporte/2020/03/22/5e77d522468aebff5b8b4643.html


 

Comentarios